Editorial

 

En este nmero...
Editorial

Infecciones Quirúrgicas
Dr. Juan Lombardi - Chile

De Cirugía, cirujanos y controversias
Dra. Lilia Cote Estrada
Dr. Javier Arizmendi G.
Dr. Paul García Torres
México

In memoriam del Profesor Daher Cutait
Eugenio B. Ferreira
Noticias de la FELAC
Congresos
 
Federacin Latinoamericana de Ciruga
 
Escribanos a sccirug@colomsat.net.co
 

Por considerarlo de interés continental nos permitimos reproducir el Editorial de la Revista Chilena de Cirugía vol. 53 no. 1, febrero 2001, escrito por el Dr. Juan Lombardi S., miembro del Comité de infecciones de la FELAC.

El Editor.

Infecciones quirúrgicas
y la Sociedad de Cirujanos de Chile

Las infecciones son las complicaciones más frecuentes y graves en cirugía. Son las responsables de un alto grado de morbilidad, y se asocian o son causantes directas de un alto grado de mortalidad.

Por eso la Sociedad de Cirujanos que entre sus misiones se encuentra actualizar, capacitar y motivar a sus socios en los aspectos más relevantes de la cirugía, no ha estado ajena al tema de infecciones en cirugía. Además de su contribución general y permanente en el ámbito de ellas, nos ha parecido necesario dar a conocer algunas actividades específicas en las cuales la Sociedad ha participado activamente y que la mantiene en una situación de liderazgo en este campo.

Curso HIQ. Creado por el Comité de Infecciones de la FELAC, el curso avanzado para cirujanos sobre Fisiología de la Herida e Infección Quirúrgica (HIQ), se planteó como objetivo fundamental, crear un curso interactivo, dinámico, actualizado y moderno para la enseñanza del manejo de heridas y de las infecciones quirúrgicas.

Para tal efecto requirió que entre representantes de las Sociedades Colombiana, Argentina, Brasileña, Chilena y Mexicana de Cirugía formaran un Comité para la materializaci6n de dicho curso.

Como resultado de ello en octubre de 1999, se inauguró en Colombia el primer Curso HIQ, el que ha sido impartido además en México, Guatemala, Centro América, Argentina, Uruguay y Chile, esperándose próximamente su lanzamiento en Perú y Brasil.

El lanzamiento en Chile fue un éxito, con asistencia do todos los alumnos (40), y al cual asistieron como instructores los Drs.: J. Escallón, G. Quinteros (Colombia) y E. Ferraz (Brasil). Ahora le corresponde a la Sociedad de Cirujanos de Chile, el enorme desafío de darle continuidad a este excelente Curso del cual, desde luego, es también dueño intelectual de todo su material y contenido.

En efecto, el Curso HIQ, que se desarrolla en dos jornadas de tiempo completo, entrega a los alumnos un completo y moderno manual, con todos los temas relacionados con Infecciones en Cirugía (500 págs.) y se desarrolla en base a conferencias y trabajos prácticos o talleres (microbiología, infecciones nosocomiales, esterilización y manejo de heridas y nuevos apósitos), a casos simulados (pancreatitis, trauma, sepsis abdominal, infecciones de partes blandas) y Mesas de Discusión.

El manejo de heridas en los servicios asistenciales del país, es un problema epidemiológico y sanitario significativo. De hecho, un alto porcentaje de las camas, están ocupadas con pacientes portadores de heridas y con el advenimiento de los nuevos conceptos y nuevos elementos de curación, de indudables beneficios cuando son bien indicados y bien manejados, el Ministerio de Salud ha efectuado un enorme esfuerzo, para definir, clasificar y estandarizar con normas precisas, el manejo de las heridas en Chile. Estas normativas acaban de ser publicadas en 5 excelentes capítulos; miembros de la Sociedad de Cirujanos han colaborado activamente en su puesta en marcha y nos constituiremos en un vehículo para su difusión. De hecho, para el Congreso del próximo año, ya está considerado en su temario la realizaci6n de un curso completo al respecto. Junto al Curso HIQ son una excelente herramienta para el adecuado manejo de las heridas, lo que es un imperativo para los cirujanos que no podemos ver sobrepasado nuestro quehacer profesional por el desconocimiento de las nuevas técnicas.

Chile ocupa un puesto relevante en el ámbito internacional en el manejo de las Infecciones Intrahospitalarias, en gran medida por la clara decisión del Ministerio de Salud, de haber creado la Comisi6n Nacional de IIH, la cual al mando del Dr. Fernando Otaíza y la EU Pola Brener, ha tenido la capacidad de organizar y de entusiasmar a todos los responsables del tema y logrando un desarrollo macizo, só1ido y progresivo en este campo.

En este sentido, la Sociedad de Cirujanos de Chile no ha estado ajena, prestando un amplio apoyo a la difusión de las Normativas Ministeriales y abriendo espacios en todas sus actividades científicas al aporte sobre temas relacionados de IIH, siendo de hecho nuestra Revista un elemento de permanente búsqueda y asesoría bibliográfica para los interesados en el tema.

Cabe destacar que la Infección de la Herida Operatoria sigue siendo la IIH más frecuente en Chile, siendo sus «socios» principales los Estafilococo aureus y coaqulasa (-), ambos gérmenes de «reservorio humano», hecho de alta connotación, ya que nos debe hacer meditar sobre la estricta relación de estas infecciones: con fallas de la «Atención Clínica» como su principal factor de riesgo, por lo que cobra mayor y estricta vigencia todas las recomendaciones y medidas comprobadamente efectivas en control de infección de la herida operatoria: hospitalizaciones breves, tratar focos distantes, control de obesidad, nicotina, nutrición y diabetes, antibioticoprofilaxis, adecuada preparación de la piel del paciento y operador, no rasurar, técnica aséptica, técnica atraumática, uso de material esterilizado, tiempo operatorio (T-hour) y respeto estricto de las Normas de Pabellón como área crítica.

El CDC de Atlanta, USA, ha incluido en la vigilancia de la herida operatoria, la infección que secundaria a una intervención se produce además de la incisión, en los órganos y cavidades relacionadas con la Cirugía (ejemplo: abscesos subfrénicos, otros), denominándola Surgical Site Infection: «SSI», Infección Sitio Operatorio «ISO», ampliando, por lo tanto, la definición que seguimos efectuando para la vigilancia de la herida operatoria en Chile, que las define sólo en relación con la incisión quirúrgica, ya sea superficial y profunda. Tiene la importancia de mantener una vigilancia sobre una localización que si bien es cierto corresponde sólo a un tercio de las infecciones operatorias, se asocia a más del 90% de los pacientes que fallecen a consecuencia o en asociación con infecciones nosocomiales. Sin embargo, desde un punto de vista «epidemiológico», la vigilancia de la infección de sólo la incisión quirúrgica es un útil y fiel indicador el que cuando se ubica por debajo de las tasas esperables de infección, nos permite juzgar con certeza que las medidas de control para la IHO se están cumpliendo adecuadamente y, por ende, se está entregando una atención de buena calidad, razón por lo cual en Chile continuamos usando este indicador.

Como la bibliografía latina y anglosajona están utilizando cada vez más las siglas ISO-SSI, nos ha parecido pertinente incluir el comentario en este editorial.

Por último, vale destacar la interrelación que la Sociedad ha mantenido con otras Sociedades relacionadas al tema de infecciones, en especial con la Sociedad de Infectología, donde miembros activos han participado en diversas comisiones permanentes de la Sociedad de Infectología, orientados a elaborar temas de consenso que sirvan de guías nacionales.

El más importante de estos capítulos está relacionado con el uso racional de antibióticos, tanto en el ámbito profiláctico como curativo y de hecho estas comisiones han rendido sus frutos. En el último Congreso de la Sociedad de Infectología, fueron presentados para su aprobación y revisión dos importantes temas de consenso para el uso de antibióticos, con la participación de miembros de la Sociedad de Cirujanos en su representación.

  1. Consenso en el uso de antibióticos en pancreatitis aguda.
  2. Consenso en el uso de antibióticos profilaxis en Cirugía general, cardiovascular, trauma y ortopédica.

Las guías consensuadas y aprobadas por ambas Sociedades, estarán próximamente a disposición de los miembros de la Sociedad.

De esta manera, la Sociedad se suma a la campaña de racionalidad en el uso de antibióticos, tema de relevante importancia por el mal uso que la población e, incluso, muchos facultativos hacen de ellos, en momento en que se han tomado importantes medidas nacionales, como su venta bajo receta médica, lo que se ha traducido en un impactante reducción de su consumo.

Estudios efectuados por el Dr. L. Bavestrello y cols., han demostrado como en el decenio 1988 y 1997, hubo un aumento de consumo de 498% para la Amoxicilina, de un 309% para la Cefalosporinas y de 473% para las Quinolonas.

En cambio, comparando el 4° trimestre de 1998 con similar trimestre de 1999 (después de implantada la venta bajo recta médica), los con$V?ӿ:Bj*RYJ\b8f#b# {eyOkwA8у)OrKCK)A ʣ