encabezado del boletn
Editorial
 
En este número...
1 Editorial
Arranca la campaña para revitalizar la medicina académica. Peter Tugwell.
Departamento de Medicina, Universidad de Ottawa, Canadá.
2 La falta de interés en hacerse cirujano: un fenómeno mundial.
Dr. Marco Antonio Peñalonzo
Presidente Asociación de Cirujanos de Guatemala.
3 Noticias de la FELAC
4 Noticias de los Comités
5 Congresos de Cirugía
 
Federación Latinoamericana de Cirugía
 
sobre de correo Escribanos a direjecutiva@scolcirugia.org

Arranca la campaña para revitalizar la medicina académica. Es necesario un debate internacional amplio y profundo para comenzar.

Profesor Peter Tugwell
Departamento de Medicina, Universidad de Ottawa
Instituto de Salud de la Población
Ottawa, Ontario, Canadá K1N 6N5
(ptugwell@uottawa.ca)

British Medical Journal (BMJ) y un grupo de socios, incluyendo otras revistas publicadas por el Grupo BMJ, Lancet, Canadian Medical Association Journal, Dutch Journal of Medicine, Medical Journal of Australia, Croatian Medical Journal, la Academia de Ciencias Médicas y muchas otras han iniciado un proyecto con el objeto de reunir personas para debatir si la estructura de la medicina académica existente es todavía sólida, y si no lo es, proponer alternativas a ella [1]. Yo he aceptado el desafío de coordinar este proyecto, e invito a los lectores a que me acompañen en esta empresa.

Para alcanzar los amplios objetivos del proyecto (Tabla 1), hemos partido de la posición que “más de lo mismo” no es suficiente. Necesitamos tener la libertad para proponer cambios radicales en la naturaleza fundamental de la medicina académica (¿el balance entre la investigación básica y la aplicada es totalmente erróneo?); a su nombre (¿debería ser “cuidado académico de la salud” o ¿deberíamos suprimir “académico”?); a su centro de operaciones (¿son los hospitales los sitios equivocados para formar médicos?); a su relación con el servicio (¿por qué están tan aparte?); a sus métodos de formación y certificación (¿la educación médica debería estar basada en conferencias y ser más corta?); y a sus responsabilidades (¿debe responsabilizarse por las inequidades en el cuidado de la salud a nivel global?).

Nuestra aproximación será incluyente y está diseñada para asegurar una amplia variedad de opiniones. Más que permitir que el proceso sea realizado por unos pocos expertos con intereses creados, construiremos un consenso invitando a un amplio número de personas involucradas que contribuyan con su visión. Estamos interesados especialmente en el punto de vista de los “consumidores” de la medicina académica – los pacientes, los políticos y el público. Cualquiera puede contribuir con sus puntos de vista, con una respuesta rápida a este artículo en bmj.com. Además, la página en la Red del proyecto está en desarrollo (www.bmj.com/academicmedicine), y contendrá actualizaciones regulares, noticias y una colección de recursos.

La estructura propuesta es esta: el grupo central será un grupo de trabajo internacional cuya composición incluirá conocimiento y competencia de las diferentes dimensiones globales de la salud, y específicamente la investigación aplicada en salud, que representen la variedad de los constituyentes (estudiantes de medicina, estudiantes de postgrado, profesores jóvenes, académicos de renombre- especialmente mujeres). El grupo central estará apoyado por cuatro grupos consultores (Tabla 2) compuestos por ocho individuos, y comenzará respondiendo cuatro preguntas:

  • La primera, ¿cuáles son los roles de la medicina académica?
  • Segundo, ¿qué tan bien se están siendo desempeñados estos roles por la medicina académica?

Las respuestas al primer editorial de BMJ que apoyó esta iniciativa ya ha planteado una amplia gama de fallas percibidas (sin que todavía exista consenso), incluyendo la incapacidad para servir al bien común, la falta de una perspectiva global, la dicotomía innecesaria entre educación e investigación, varias debilidades en la educación médica y un número inadecuado de alternativas de carrera para médicos académicos bien capacitados [2].

  • Tercero, ¿por qué la medicina académica está fallando en cuanto a cumplir sus roles?

Las razones pueden incluir un liderazgo inadecuado, la incapacidad para traducir los descubrimientos en beneficios para los pacientes, incentivos inapropiados para iniciar o mantener una carrera académica (especialmente entre las mujeres), una motivación deficiente para los aspirantes a académicos, la falta de apreciación de los beneficios de la medicina académica por los políticos elegidos y una integración pobre con otros servicios de salud. Muchas de las razones pueden ser económicas, pero también es necesario examinar las razones éticas y morales.

  • Finalmente, para cada debilidad, ¿qué debería hacerse?

Dadas las restricciones económicas en los países con ingresos altos y bajos, se debe prestar especial atención a las estrategias que no requieren una inversión adicional. Sin embargo, son bienvenidas las acciones que requieren una redistribución de los recursos. También acogemos aquellas actividades con las cuales la medicina académica puede contribuir a la salud nacional y mundial. Estas estrategias serán combinadas y formuladas en formas concretas para la acción.

Necesitamos su ayuda. Para nominar un miembro del grupo central, unirse a uno de los grupos o registrar sus puntos de vista, envíe una respuesta a bmj.com o contacte nuestro gerente de proyecto, Jocalyn Clark, en jclark@bmj.com

Referencias

  1. Academic medicine: resuscitation in progress. CMAJ 2004;170: 309.
  2. Clark J, Smith R BMJ publishing group to launch an international campaign to promote academic medicine. BMJ 2003;327: 1001-2.

Tabla 1. Objetivos del proyecto

Desarrollo de estrategias en los siguientes aspectos:
  • Cómo debería verse la medicina académica en el siglo XXI.
  • Cómo podemos aumentar el impacto de la medicina académica en el resto de la medicina, de la salud y del cuidado de la salud.
  • Cómo debería posicionarse internacionalmente la medicina académica dentro de la medicina y en otras áreas intelectualmente más amplias.
  • Cómo puede aumentarse el reclutamiento y la satisfacción laboral de aquellos que trabajan en medicina académica.

Tabla 2. Cuatro grupos consultivos

  • Foro de perspectivas, con pacientes, profesionales de la salud, representantes del gobierno y organizaciones gremiales médicas.
  • Consultores ad hoc, que provean revisiones sistemáticas y otro tipo de resúmenes acerca de la eficacia de diferentes estrategias educativas, organizacionales y administrativas y las tendencias del recurso humano en medicina académica.
  • <